Artículos

Como cambian las cosas

Publicado: Martes, 01 Agosto 2017 Escrito por FranciscoBonetSegarra

La  verdad es que poco se podía imaginar a finales, de la década de los años 80 y 90 del siglo pasado que el SEAT 1500, terminaría siendo un coche muy querido por los aficionados a los clásicos. En aquellos años era un coche totalmente denostado y despreciado por la gente. La mayoría eran abandonados en las calles, de las grandes ciudades y también de los pueblos, para terminar en un desguace. Un amigo me comentaba que en los desguaces de San Martín de la Vega en Madrid, habían hileras enteras de 1500 en buen estado, esperando para entrar en el desguace. No les pasaba nada, y probablemente tampoco tenían ninguna avería, simplemente sus dueños se habían desprendido de ellos porque eran viejos y gastaban mucha gasolina. Yo recuerdo haberlos visto también en los desguaces la Torre. Recuerdo especialmente un monofaro de color blanco y un bifaro blanco. La cantidad de coches de estos que se han perdido que con unos pequeños cuidados se habrían conservado. Por suerte nuestro 1500, eludió por dos veces el que hubiese su destino natural; el desguace. Eso si, estuvo inactivo desde el año 1991, hasta 1996. La tendencia, se empezó a invertir a partir de 1997, de forma paulatina, hasta nuestros días. Agradecer a todos los propietarios que han conservado sus 1500 y que encuentren en el foro una herramienta de ayuda para mantener sus coches.

 

Add a comment
0
0
0
s2smodern

Milqui de mi vida

Publicado: Lunes, 31 Julio 2017 Escrito por Universaldaniel

Iniciamos esta weblog sobre el Seat 1500 con gran ilusión. Construido sobre los cimientos del foro seat1500.tk y otras webs previas, aspira a ser un punto de encuentro imparcial, ilustrativo y enriquecedor para todos los aficionados a este singular coche.

¿Qué tendrá el milqui que es capaz de aglutinar a gente tan distinta en edad, ubicación geográfica o gustos? Gente que de otro modo no se juntaría jamás y que, sin embargo, se hacen amigos alrededor de este modelo de Seat. Mayores y jóvenes se ven atraídos por una "armadura andante" que, en unos casos transmite nostalgia, y en otros fascinación por su diseño tan característico en un mundo automovilístico como el actual donde todos los coches parecen "cortados por el mismo patrón".

La llegada al milqui es muy dispar: contamos con afortunados que han heredado esta joya de su familia, pasando por otros que deciden darse un capricho y adquirir uno, hasta aquellos "tipos duros" que reciben de un donante el típico cacharro oxidado que todos ven como irrecuperable (menos ellos mismos, claro) y que se proponen darle vida nuevamente.

Advertimos también disparidad en el uso del mismo. Los hay que deciden viajar con el milqui por los rincones más insospechados del país, evocando estampas y vivencias de otras épocas; otros disfrutan viéndolo impoluto en su garaje, luciendo clase frente a los "electrodomésticos" que son los coches modernos, todo plástico y circuitos; y muchos otros, por su parte, disfrutan reparando o rehaciendo un trasto tan característico como el milqui, candidato al desajuste constante, el cual, como todos sabemos, obliga a portar la consabida caja de herramientas.

Todos ellos, almas errantes en redes sociales, grupos de whatsapp o similares, creemos que tienen grandes historias que contar, muchas experiencias que compartir y un montón de trucos y ayuda que brindar a otros aficionados actuales o recién llegados a esta droga que es ser aficionado al Seat 1500. Una admiración que no termina nunca y una afición con un nivel de sufrimiento parecido al de ser de Atlético de Madrid. Lejos de abandonarla, las faenas que te ocasiona el cochecito, hacen que le cojas cada vez más cariño, porque gracias a nosotros el coche pervive año tras año.

A los propietarios del milquinientos no les queda otra que ser gente curtida. Sin apoyos por parte de la marca que contribuya a la conservación del modelo (que, por cierto, serían una buena política de marketing para un fabricante de coches), sin proveedores de recambios que estén dispuestos a hacer tiradas de producción que salgan económicas al milquinientista y sin apenas asociacionismo activo a fecha de hoy, no les queda otra que buscarse la vida en internet.

A todos, hemos querido darles la oportunidad de hablar, de conocerse, de compartir esa afición y de ayudarse para no sentirse solos ante el peligro. Esperamos que contribuyáis con vuestros contenidos a hacer grande esta milquinientos.es con todos lo temas que se os ocurran: mécanica, consejos, fotos de concentraciones, curiosidades y otras historias en torno a un coche que durante un tiempo construyo un país y miles de familias como las nuestras. Para ello, los temas de mecánica hemos decidido mantenerlos en la sección de foro (antiguo seat1500.tk) y todo lo que tenga que ver con historias, concentraciones, fotografías, etc los llevaremos a la web.

Sin más, os deseamos larga vida a vosotros y a vuestros milquis, y esperamos encontraros pronto en alguna de las concentraciones a las que solemos acudir.

Daniel Blanco.

Add a comment
0
0
0
s2smodern

Esta web utiliza cookies para su funcionamiento. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta estas cookies.